salsalamanca@gmail.com +57 317 426 9130

jardin curuchupa2

Suamy Vallejo, artista ecuatoriana en Curare Alterno.

Comments (0) Uncategorised

Anapolein en imagen, curaduría integrada a Curare Alterno. Lugares: Salón de la Maestría en Estética y Creación, jardín de artista, ubicados en la Facultad de Bellas Artes y Humanidades de la Universidad Tecnológica de Pereira

Suamy Vallejo. Palabra: Curuchupa

Cuando nuestra rabia ante la hipocresía y falsedad saldan cuentas viejas de deducción cansada y nostalgia por querer decir retazos de verdad. Los problemas de la lengua hablada muchas veces determinan con franqueza el ser desde la situación misma de saberse nacido, así como imbuido en la cultura, al fin de cuentas no somos sino un vestigio, un vacío constante a ser llenado.

Nos presentamos ante los otros de acuerdo a imágenes prefabricadas donde todo se articula, todo se piensa, con el objeto de presentarnos seguros alcanzados de una estabilidad sentimental capaz de sobrecoger y conquistar.

La palabra “Curuchupa” se refiere a la ostentación de una vida exenta de sospechas y conductas complejas, mientras que en lo oculto se desenvuelve la persona en acciones que derivan en sospechas y dudas en lo moral y ético.

Aunque la palabra signifique lo anterior en la cultura ecuatoriana, particularmente en el lenguaje coloquial de Cuenca, cuando se desplaza hacia otras orillas de comprensión , en este caso, la academia y la institución arte como tal, genera preguntas sobre su razón , el por qué de su “letralidad matérica” y aún más la tensión entre contextos.

La Curuchupa del mundo del arte , al menos en el ámbito pereirano, envuelve el peligro de los posicionamientos también éticos y morales alimentados por subsumidos intelectuales, quienes han querido ver en el arte plataformas de pensamiento recalcitrante para atacar de base procesos artísticos y estéticos llamados a transformar el pronunciado adormecimiento zombi.

Las licenciaturas en artes visuales son verdaderas Curuchupas donde se aplasta el espíritu del querer ser artista, porque por un lado aparecen como redentores de esa cosa “incomprensible” de la pedagogía del arte donde se forma al profesor no al artista y por otro lado santifican sobre el deber ser del arte desde ópticas obtusas, desinformadas que sobreviven en sus entrañas pandemónicas de confusión

jardin curuchupa

jardin curuchupa3

jardin curuchupa4

jardin curuchupa5

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*